5to. Destiempos.

diciembre 31, 2010 § Deja un comentario

Si en algún momento  de nuestras vidas los cariños a destiempo parecen veneno irrenunciable, si esos cariños se vuelven el agua de nuestras vidas y el aire de nuestros tiempos, en veneno viviremos. Y si esa necedad del amor, de ese fino veneno que es el amor, irrumpe en nuestras razones y deseos, en esos momentos debemos guardar silencio y descansar la cabeza.

Quizá a la mañana siguiente, esos cariños a destiempo, seguirán siendo nuestra vida.

Anuncios

4to. Necios.

diciembre 29, 2010 § 1 comentario

Si en algún momento de nuestras vidas nuestros caminos se llegan a cruzar, obviemos nuestras presencias, ignoremos nuestros corazones rotos y “seamos necios”; amarremos la necesidad de amarnos de nuevo. Cerremos nuestros brazos, ahoguemos nuestro llanto.

Neguémonos a ser felices. A destiempo los cariños son veneno.

3ro. Presencia.

diciembre 28, 2010 § Deja un comentario

Si en algún momento en tú vida llegas a dudar de lo que fuimos. Imperiosa que sea tu razón, temerarios que sean tus argumentos, pues lo sabes, lo sabemos, fuimos algo que duro cierto tiempo, que estuvo “ahí” por algún tiempo. Cercanos, ensimismados, amarrados, amados, liberados, agotados…

No fuimos sólo presencia, sino nos desangramos el alma “ahí”.

2do. Recuerdo.

diciembre 27, 2010 § Deja un comentario

Si en algún momento mi recuerdo te visita, no le dejes entrar, córrele de tu hogar, ahuyéntalo y no permitas que se acerque más. Coloca unas tijeras en tu puerta, un sortilegio en tu corazón y mil maldiciones en tu boca. No le dejes.

Qué ese maldito no vuelva jamás a tu vida.

1ro. Olvido.

diciembre 24, 2010 § Deja un comentario

Si en algún momento mi olvido llega a poseerte, no desesperes, no sufras, ni te lamentes. Pues tuve que haber sentido todo lo humanamente posible por ti. Te lloré, te reí… te tuve entre la piel y te destrocé en mis entrañas.

Que te quede ese buen sabor en la boca.

Te amé, te odié y ahora eres olvido.

Insana humanidad.

diciembre 23, 2010 § Deja un comentario

Un suprema ansiedad, miedo que aplasta y un vértigo que desata , un terrible sentimiento de pérdida, una inmensa necesidad de acercamiento físico. Una añoranza de la nada. Un sufrimiento del futuro.

Los ojos hechos agua, el corazón vació, los brazos rotos… Un temblor innecesario, un cigarro tiranizándonos, un trago que nos libera.

Insana es la humanidad cuando se ama.

Claridad.

diciembre 22, 2010 § Deja un comentario

Lejanías de mis días ingenuos, añoranza  de mis tardes fáciles… necedades del hombre moribundo, muerto, que muere…

La claridad del pensamiento sólo puede venir cuando tenemos conciencia que la muerte nos rodea. La vida, nos distrae, e inventamos métodos para vivir. La muerte nos aterriza, sentimos formas distintas de morir.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para diciembre, 2010 en Los Años Furiosos.