Celebraciones.

febrero 28, 2011 § Deja un comentario

Celebran los hombres los nacimientos, la reproducción y la muerte; celebran su condición de animales, de mortales y diáfanos… Celebran su ligereza, su frugalidad.

Entonces para qué coño tanta metafísica…

Palabra.

febrero 25, 2011 § Deja un comentario

Del hombre la palabra. De Dios el silencio.

Presume el hombre de poder hablar, de poder nombrar a toda la creación, de dar vida y dar muerte con su enunciado o con su silencio. Presume el hombre de las palabras, y de lo que de su boca sale, ese infame. Atiborrado de palabras se atraganta en su inmundicia, ese glotón.

Más debiera presumir de su silencio esa bestia parlanchina.

Salud.

febrero 24, 2011 § 1 comentario

Nunca he visto hombres enteros que busquen a Dios, ni los he visto entregándose a los demonios, tampoco he visto en los hombres enteros indicios de grandeza o de las mayores inmundicias, no los he visto hacer las peores de las acciones o de las más encumbradas. Nada he visto en su salud, en su completud sino pedestres medianías.

La salud mental es propia de los mediocres.

Eternas horas.

febrero 22, 2011 § Deja un comentario

Cansado de los tiempos parece el hombre pleno que gusta del agotar sus horas en la complacencia de su actividad. Su prisa es la prisa de los hombres nuevos, del hombre moderno que corren sin saber hacia su muerte prematura. Su prisa de gastar las horas, de vivir los tiempos, su miedo a la eternidad.

Benditos ellos que moriran pronto. Benditos ellos que se suicidan sin saber. Benditos ellos que no tienen estas horas eternas.

¡Benditos!

Ingrata.

febrero 21, 2011 § Deja un comentario

Ingrata la vida, que hasta la vida misma le he ofrecido y que me tiene escondido de los ojos de Dios.

Ingrata esa tirana.

Pobre del hombre que va de la tiranía de la inexistencia a la tiranía de la vida. Pobre del hombre que se pierde en la tiranía del olvido.

Piadoso.

febrero 17, 2011 § Deja un comentario

Ayer un buen hombre me hablaba de justicia, de amor al prójimo y de piedad. Le escuche con atención hasta que insinuo mi caracter de persona justa y piadosa.

Reí un poco y después le dije “soy justo pues el hablar es propio de los hombres e impedírtelo no me corresponde, pero si fuese piadoso te habría arrancado la lengua hace horas para evitarte el sufrimiento de decir tantas tonterías”.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Sentencias

febrero 16, 2011 § Deja un comentario

No hace mucho pensé en hacer sentencias de mis actos, de mis ideas y de mis cabilaciones, pensé en hacer un libro a la manera de tantos otros
.
Pero inmediatamente después una profunda verguenza me sobrecogio.

Qué de mal gusto exibirse de tal forma. Algo malo y perverso hay en aquel que presume sus flaquezas y humillaciones.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para febrero, 2011 en Los Años Furiosos.