Infame “democracia”.

mayo 26, 2011 § Deja un comentario

Qué infame es esa “democracia” de los modernos dónde lo mismo vale la opinión del letrado que del mendigo… Y dónde el letrado deambula solo por las calles y el mendigo en lujosas mansiones expande su podredumbre. Infame la “democracia” de los modernos donde la igualdad, gracias a Dios, no es más que una pesada ilusión.

Pero ¡Oh, benditos demócratas! Salgan a la calle y vean sus ilusiones expandirse como cáncer, y vean a los “poderosos” hablar de “cosas buenas” mientras devoran la libertad que reza por migajas de templanza.

Anuncios

Reflejo.

mayo 21, 2011 § Deja un comentario

Mis queridos contemporáneos nada les puedo ofrecer ahora que no sea un poco de amargura, nada más tengo, pero les aseguro que con ella tendrán para un par de días, no más, acaso olvidan que sus pequeñas almas se aburren con facilidad.

Hoy les digo que salgan de sus casas e intenten no verse reflejados en ninguna persona, en ninguna cosa, si lo logran son mejores de lo que yo en cualquier momento fui.

Necesidad.

mayo 19, 2011 § Deja un comentario

Bien se sabe que la humanidad entera realiza cualquier cosa por necesidad. Así la ciencia y la religión surgen por la necesidad de no sentirse solos, por la necesidad de “solucionar” la terrible soledad que nos desborda desde el inicio de los tiempos.

Así la necesidad hace buscar castigo al timócrata, hacer dinero al oligarca y despilfarrarlo al demócrata; por necesidad el tirano se rodea de infantes y el rey de hombres libres, en fin, es la necesidad y no la ociosidad la madre, señora y reina de todas los vicios y de todas las grandezas.

Pero qué puedo decir yo. Nunca la necesidad me ha obligado a nada. Cuando solo, me regocijo en mi soledad, cuando hambriento me molesta mi humanidad, cuando me hablan de “éxito” y “progreso” me río sin parar.

Marchan.

mayo 17, 2011 § Deja un comentario

Marchan contra tal o cual cosa, marchan contra el gobierno, la inseguridad, el “narcotráfico”, contra la homofobia, contra los homosexuales, marchan porque tienen pies y pocas cosas en las cuales ocupar su tiempo o su cabeza.

Vamos, que parece que esas “buenas personitas” son de otro mundo pues acaso no ven que son la causa, el efecto, la razón de lo mismo que lamentan. Espantosa imagen, ¿Dónde quedaron aquellos tiempos donde se quemaba el problema y todos contentos?

Buena vida.

mayo 15, 2011 § Deja un comentario

Terribles argumentos se leen en cualquier lado, se escuchan necedades en todo momento, se ven disparates por doquier… Sí, parece que son los tiempos.

Todos escriben y creen merecer el derecho de ser leídos y expresan sus infiernos, con tan poca gracia en algunos casos, que debieran quedarse en sus interiores.

Gritan sus “podredumbres”… Y por Dios, ¡Quieren ser escuchados! Y actúan como enloquecidos pretendiendo entender lo que sucede. Necios. Piensan que merecen la vida. Y peor aún “una buena vida”.

Terquedad.

mayo 13, 2011 § Deja un comentario

Como el agua que ensimismada espera su desaparición. Así, absorto y estancado, mis argumentos perecen masacrados; la terrible necedad, la sencilla soledad… Es todo junto, es todo uno; y las ansiedades de todos los tiempos se juntan en un segundo.

La cosa se descompone, así como el agua encharcada, sólo inmundicias podrán salir de mi ¡Bendita terquedad!

Superficial.

mayo 9, 2011 § Deja un comentario

Me falta ir a un hospital, o a un manicomio, o a una iglesia. De pronto me sobra en demasía este sentimiento de superficialidad.

Un escritor no puede permitirse eso.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para mayo, 2011 en Los Años Furiosos.