Duda.

julio 21, 2011 § Deja un comentario

Esa ponzoña beligerante que guardan aquellos que no dudan de su Dios, ese puñal bajo su “amor al prójimo”, su veneno trocado en compasión, esas ratas ciegas y mudas han perdido a tantos buenos espíritus… Yo soy como ellos; río con ellos, guardo mi “amor al prójimo” como arma y no acepto su piedad, y piadoso no soy con moribundos…

Piadoso que sea su Dios para con ellos. Aunque yo lo dudo.

Comienzo.

julio 8, 2011 § Deja un comentario

Se nos acaba el tiempo. Lo siento, lo veo en la media cuartilla que dejé a medio escribir anoche y en el olor a cigarro de mi recamara de hoy en la madrugada. Se nos acaba, creaturas, indefensos, torpes y mezquinos, se nos acaba. Me escurre por la espalda, lo tengo atorado en la garganta. Se acaba, lo susurra mi Yo trasnochado. Se nos acaba…

…ayer lo noté cuando decidí comenzar a vivir.

Sed.

julio 1, 2011 § Deja un comentario

Los tiempos habrán de cumplirse… Y no hay nada que me quite más el sueño que la incertidumbre de los mismos. Una fecha, una hora, un plazo conocido, muero de sed, muero de mi, de este “terrible” cuerpo que se gasta a destiempo.  Ni el mito cristiano, ni el eterno retorno nietzschano me sacian esta sed… Infamia.

Fortuna, terrible mujer.

Azar, terrible Destino.

Tragedia.

julio 1, 2011 § Deja un comentario

Sobra mucho “entretenimiento” en nuestros tiempos, nos “entretenemos” en todo, y mediócremente… Ni hedonistas, ni santos, solo pequeños hombres intentando “olvidar” su tragedia.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para julio, 2011 en Los Años Furiosos.