Revoloteo.

mayo 27, 2012 § Deja un comentario

Una pequeña tristeza revolotea alrededor mío.

No la he llamado, pero ha sido invocada. Quizá mi más terrible miedo sea ella. Pequeña tristeza que nunca se ha ido, que dormida aguardaba mejores tiempos para su vuelo. Una tristeza, una envidia. Me rodea y alerta me mantiene, me golpea y me conmueve.

Es ella. Es un amor que no ha nacido.

Despierten.

mayo 24, 2012 § Deja un comentario

La voz de los “civilizados” y santos puritanos retumba en cada plaza de cada pueblo. Sus lamentos de “esperanza” y de “futuros posibles” lastima. “Despierten, despierten” aúllan.

Son los apóstoles de la democracia, los hombres buenos, los ingenuos y “esperanzados” del ahora y del futuro.

¡¡Necios!! ¡¡Despierten!! Que muchos queremos dormir.

Límites

mayo 19, 2012 § Deja un comentario

No podemos dejar a las bestias sin límites. Las bestias que guardamos dentro de nosotros mismos, las bestias de nuestros cercanos, la bestialidad del Destino. Todo con límites, sino el horror y la desgracia será con nosotros.

La libertad es un lujo que los hombres no podemos darnos.

Sólo eso.

mayo 10, 2012 § Deja un comentario

Esas horas que nunca fueron son como agujas en mi pensamiento.

No te espero, por Dios que no te espero. Son las cosas que nunca fueron y los días que murieron antes de siquiera vernos. No te tengo, por Dios que no te tengo, como nunca lo quise, como nunca lo hice.

No te lamento, no así, no va por ahí. No ahora, no ayer, menos mañana. Te olvido. Es sólo eso.

Rehuyo.

mayo 1, 2012 § Deja un comentario

¡Oh, infame Destino! Los encuentros desafortunados perturban al alma más sensata.

El pasado no debiera ser otra cosa que un recuerdo, y las personas de aquellos pasados nada más que un gracioso olvido. Soy el más necio de todos pues busco el recuerdo, y rehuyo de la vida.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para mayo, 2012 en Los Años Furiosos.