¡Ay, mis horas tan oscuras!

marzo 28, 2015 § Deja un comentario

Quisiera que el despertar no fuera tan sencillo; nada cuesta levantarme y seguir hacia ningún lugar; no hay remordimientos ni pena; la oscura noche que horas atrás me invitó al sueño me recibí tranquila. No tengo sinsabores y los llantos son lejanos a mis días.

La envidia no me visita ni la añoranza hace casa en mi alma; no hay pena ni vergüenza, la casa está ordenada. Lo ignoro, los ignoro queridos acompañantes. No me ato, no me turbo.

No busco sentido, ni espero que la grandeza toque a mi puerta; las horas pasan, mi vida se acomoda. Estoy tranquilo, estoy en paz.

¡Ay, estas horas tan oscuras!

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para marzo, 2015 en Los Años Furiosos.